China

abril 8, 2010

Para aproximarnos al funcionamiento de las artes adivinatorias en China, hay que comprender que, para los orientales, ys¡¡m no existen ni el bien ni el mal.Únicamente hay un desorden que el hombre siembra en la Tierra, por ignorancia, sobre la inmensa armonía de la Naturaleza. La astrología permite •jÉlí comprender y dar una solución a las contradicciones internas de la Natu raleza. Como dijo Confucio: «Aquel que no conoce su destino, nunca será realmente un hombre». Las predicciones no poseen nunca un carácter determinista, pero ofrecen un telón de fondo sobre el que el hombre intenta armonizarse. Un chino nunca se dirá a sí mismo: «Soy Mono, por lo tanto tengo tales defectos, tales cualidades», sino que dirá «¿de qué forma puedo ser Mono en las diferentes circunstan cias de la vida?». Este matiz, muy importante, debería ser la clave que le permita utilizar esta obra de la mejor forma posible.

Los elementos

abril 8, 2010
Para concretar todavía más este retrato, es indispensable saber que,  en China, cada animal posee lo que /V. se ^ama un elemento estable.  En Occidente existen 4 elementos: la tierra, el agua, el aire, el fuego. En China se consideran 5 elementos: la madera, el metal, la tierra, el agua, el fuego.
Al igual que Tauro es elemento tierra y Géminis elemento aire, el Mono se rá elemento estable metal y la Rata ele-mento estable agua. De este modo, la Rata, el Búfalo y el Jabalí tendrán como elemento estable el agua.
El Tigre, la Liebre y el Dragón tendrán como elemento estable la madera. La Serpiente, el Caballo y la Cabra tendrán como elemento estable el fuego.
El Mono, el Gallo y el Perro tendrán como elemento estable el metal. La tierra no es el elemento estable de ningún signo porque en ella están in­cluidos todos los elementos.

Pero ¿por qué estable?

abril 8, 2010
Si en Occidente Tauro siempre es un signo de tierra, en China, las relaciones entre los sig-nos y los elementos son más complejas y personalizadas. Para comprender esto, debemos remitimos al ciclo de los planetas, concre-tamente a dos: Saturno y Júpiter. Saturno necesita 60 años para describir dos órbitas alrededor del sol. Por tan to, cada 60 años, empieza la gran fies ta del nuevo ciclo. Febrero de 1924 se ñalaba el principio de un nuevo ciclo, febrero de 1984 señalaba otro. Sin embargo, Júpiter, por su parte, ne cesita 12 años, un año por signo, pa­ra dar la vuelta al sol y, cada 12 años, al pasar por el mismo signo dará a éste un nuevo elemento. Como hay 5, son necesarios 60 años para que un ciclo vuelva a empezar. De este modo, el Mono será agua en 1932, madera en 1944, fuego en 1956, tierra en 1968 y metal en 1980. Después, vuelve a em­pezar.
Por lo tanto, una persona nacida en 1956 será Mono, elemento estable me tal, pero elemento asociado fuego. Es ta persona tendrá que contar con las aportaciones del metal, el fuego y tam bién con el elemento estable de su compañero de viaje.

¿Qué aportan los elementos?

abril 8, 2010
Los elementos, o Hsing en chino, son aportaciones esencialmente dinámicas. Tienen el poder de suavizar o reforzar algunos rasgos del carácter. Un Jabalí fuego será más sensual e intrépido que un Jabalí agua y éste más intuitivo que aquél. Se dan más detalles de estos ele mentos característicos en el apartado denominado Elementos. Y como en China todo participa del ¡j: Todo, estos elementos están estrecha-mente relacionados y forman entre ellos los acuerdos y los desacuerdos que forjan la naturaleza profunda de un ser.
«La tierra engendra el metal que engendra el agua, qué engendra la ma dera, que engendra el fuego, que en gendra la tierra». El círculo perfecto. Pero… «el metal perjudica a la made ra, el agua extingue el fuego que que ma la madera, la cual regresa a la tierra que encierra en ella a todos los de más elementos».
Cuando estudie su tema, no se inquie te por las contradicciones que vayan apareciendo. ¡Están ahí para compen sar al ser en armonía; el exceso de uno de los elementos podría ser todavía más nefasto, siendo lo mejor enemi go de lo bueno!
En el apartado referido no deje de leer el párrafo denominado Yin Yang, esencial para englobar mejor su per sonalidad. Y finalmente, el último ca pítulo le desvelará cuan complemen tarias son nuestras dos astrologías, pe se a que se alimentan de fuentes de in vestigación muy diferentes. En efecto, si la astrología occidental se fundamenta en los movimientos de los planetas, la astrología china se ba sa en el calendario. Por esta razón se la conoce a veces por el término «cro-nomancia».
Para penetrar en el espíritu adivina torio oriental, no hay que olvidar nun ca que el chino sabe tener siempre la posibilidad de ser dueño de su desti no; el siguiente cuento popular, entre sacado del Liaozhai, refleja perfecta mente lo que acabamos de decir: «Un joven junzi (joven noble y doc to) vio, en sueños, a los dos sabios que confeccionaban el Libro de los Muer tos. El calor era agobiante y los dos acólitos del «juicio infernal» fueron a apagar su sed; aprovechando ese momento, el joven letrado, llevado por la curiosidad, empezó a leer la pági na de los próximos hombres destina dos a morir. Al ver su nombre entre ellos, cogió un pincel y modificó los caracteres para atribuirse cien años más de vida, y se marchó. Los sabios, a su regreso, se dieron cuenta del cam bio. ¿Qué podían hacer? Tachar los caracteres habría demostrado su ne­gligencia. Sin embargo, podrían arre­glarlo alterando otros caracteres. De este modo, el joven se vio agraciado con cincuenta años más de vida».
Ojalá este libro consiga, más que col mar su curiosidad, abrirle una brecha en el Camino.

PERSONALIDAD

abril 8, 2010

Ambición: Su principal ambición será ga nar en el mismo momento la partida que quiere jugar. Si contiene un poco I. sus desenfrenadas pasiones, podrá  triunfar siguiendo el camino que ha ya elegido. Sin dejar de ser leal, a ve ces es oportunista y sabe perfectamen­te servirse de sus relaciones para con seguir sus fines. Tiene muchísimos proyectos en la cabeza, sabe hablar de ellos brillantemente, pero a veces por un pequeño detalle cambia repentina­mente de camino y se aleja de su pri mera meta. Aunque le gusta sobrema nera destacar, mostrar sus éxitos, no posee la ambición de un Dragón. ¡En realidad, no quiere nada que pueda alienar su libertad y, galopando cada vez más aprisa, adelante, siempre ade lante, sonríe en su interior pensando en los que quedan prisioneros en la jaula dorada de los poderosos!

Caballo/Búfalo

abril 8, 2010

Es una persona que sabe llegar a la meta fijada sin perder aliento. El Búfalo ofrece al Caballo la perseverancia que le faltaba y el sen tido de la responsabilidad. Este Caba llo utilizará las cualidades de su com­pañero y las adaptará a sus sueños de aventura y novedad. Sabrá encontrar el camino que le conviene y sólo se de­tendrá el tiempo justo para admirar el paisaje de la vida. Prefiere vivir…

Caballo/Tigre

abril 8, 2010

¡No es con un compañero así como el Caballo templará su ardor! Tkn ávido de libertad como el Caballo, el Tigre le aportará la fuer za necesaria para correr grandes ries gos, que el Caballo sabrá vencer gracias a su legendaria intuición. Este Ca ballo será un señor temerario, ardiente y autoritario. Necesita que se le reco­nozcan sus numerosos talentos

Caballo/Serpiente

abril 8, 2010

Un Caballo astuto y orgulloso. Como el Caballo no soporta el fracaso, escuchará con avi­dez los consejos de la Serpiente ma­nipuladora, que sabrá utilizar su don innato de persuasión para empujarle hacia el éxito por caminos a veces moralmente reprobables. Este Caballo disfrazará la realidad con arte y será un temible adversario y, a veces incluso, pérfido

Elementos-Hsing

abril 8, 2010

Para definir sus características con mayor precisión, conviene tener en cuenta al agente estable de su compañero de viaje, que encontrará en la introducción del presente volu men.

La madera

abril 8, 2010
El órgano con el que es tá asociada en la medicina china es el hígado; su estación, la primavera; su punto cardinal, el este; su planeta, Júpiter; su número, el 8; su color, el ver de. Representa el reino de la fuerza creadora.